La fruta en los postres

Fruta natural en los postres

Reinas de la dulzura, son pocos los postres que no incluyen la fruta en su elaboración. Existen muchos tipos de fruta: de pulpa dura, blanda, con hueso, con pepitas, bayas, cítricos… y casi todas pueden consumirse al natural, directamente recogidas del árbol o del arbusto, sin necesidad de ningún tipo de preparación. Además, gracias a los invernaderos es posible degustar frutas frescas fuera de tiempo de cosecha, y las conservas y la congelación han hecho el resto para que cualquier repostero pueda valerse de ellas en cualquier momento.

Sus aplicaciones son infinitas: salpicones, comportas, buñuelos, souffles, helados, sorbetes, granizados, gelatinas, salsas dulces, cremas dulces, purés, en tartas, con crema batida… y siempre quedan increíbles.


Si te gustó compártelo